PRESENTACIÓN

Bienvenidxs a una nueva edición de Zinegoak.

Organizar un evento como Zinegoak siempre es un reto que implica gran cantidad de trabajo, coordinación, equilibrios y ajustes para que todo confluya de manera natural y así el público lo perciba como algo sólido, bien definido y accesible. También requiere de un gran esfuerzo comunicativo para que los mensajes que queremos transmitir lleguen de manera clara y directa. Esa es nuestra apuesta en la estrategia de transformación social, sensibilización y educación sexual que las asociaciones LGTBI+ venimos llevando a cabo desde hace ya muchos años. Hacerlo en estos tiempos pandémicos es un extra que implica revisar las prioridades y concentrar la energía en las cosas fundamentales. En nuestro caso estaba claro: Zinegoak es gracias a su público y a la gente cercana que participa y lo sustenta. Esa es la razón por la que nuestro esfuerzo ha estado dirigido en organizar una edición lo más presencial posible, pero sin perder de vista la necesidad de abrir una ventana virtual. Por eso nuestras películas se estrenarán primero en las salas de cine habituales y de ahí saltarán a la sala de proyecciones virtual que la plataforma Filmin nos ofrece. También hemos apostado por crear más sedes para acercarnos físicamente a donde estéis. Y eso ha dado como resultado que por primera vez contemos con una sede oficial en Lekeitio, donde se podrá disfrutar de manera paralela de parte de las actividades del Festival.

En esta edición hemos puesto la mirada en quienes están construyendo su identidad, su personalidad y su futuro con herramientas que hasta hace poco eran solo conceptos e ideas. Personas que han incorporado de manera natural una mirada amplia hacia la diversidad sexual, hacia las distintas orientaciones, hacia la construcción de la identidad de género o cualquier otro elemento ligado a la sexualidad.

Toda una generación es capaz de comprenderse y construirse con más matices y más opciones; con más referencias y menos límites. Y eso da lugar a una explosión de posibilidades. Los límites se amplían y las vivencias dan paso a un sinfín de personas diversas que sin duda enriquecen nuestras sociedades. Tampoco se trata de lanzar las campanas al vuelo como si con este pequeño gran avance hubieran desaparecido los problemas estructurales que presionan y violentan la diversidad sexual en nuestros entornos cercanos y en la gran mayoría de países del mundo. Pero queríamos ofreceros una mirada esperanzadora en estos tiempos complejos.

Esas realidades vienen recogidas en gran parte de los títulos de la programación oficial de ZG2021. Personas no binarias, vivencias trans integradas y respaldadas o, al menos, no marginalizadas o violentadas. Historias de construcciones identitarias protagonizadas en su mayoría por personas jóvenes (Always Amber, Cosas que no hacemos, Valentina, La leyenda negra…) pero sin perder de vista estos mismos procesos en diferentes momentos vitales (Canela, Suk suk, La nave del olvido….). También han aparecido de manera natural varias obras que nos van a permitir hablar de las maternidades lésbicas con miradas complementarias. Desde la vivencia en un entorno tremendamente hostil como es la Hungría de Orban (Her Mothers), pasando por la realidad de la crianza en grupo en el Brasil de Bolsonaro (Mães do Derik) o las emociones que se despiertan entorno a las decisiones vitales acerca de la maternidad o no maternidad conscientes (Tiempos de deseo).

Destaca en esta edición nuestro premio honorífico: el gran Sébastien Lifshitz. Es sin duda un honor para Zinegoak la entrega de este galardón a uno de los más reconocidos directores europeos con foco en las historias LGTBI+. Tras participar cuatro veces en Zinegoak con distintas obras, la entrega de nuestro reconocimiento es casi un paso natural. Podremos disfrutar de su última producción, Petite Fille, así como de un ciclo con algunos de sus títulos indispensables: Wild Side, Les invisibles, Bambi o Les vies de Thérèse entre otras. Sin duda una gran oportunidad de recuperar algunas de estas joyas cinematográficas.

Por último me gustaría destacar dos actividades que amplían el sentido de Zinegoak. Por una parte ZG/PRO, el espacio para profesionales que se asienta y potencia su apoyo a las nuevas creaciones LGTBI+ y a la creación de redes internacionales de trabajo e intercambio de información. Por otra parte, ZG Hedapena, sin duda una sólida apuesta por crear actividades que reivindiquen y visibilicen a través de la cultura y el cine la diversidad en el mayor número de localidades vascas y que a pesar de las dificultades actuales han seguido manteniendo su apoyo y compromiso.

Dejo para el final las despedidas. Aunque este es un texto de bienvenida y presentación quiero aprovechar la oportunidad para decir adiós y agradecer de corazón todo lo que este festival me ha aportado. Tras 10 años asumiendo la dirección de Zinegoak llega el momento de ceder el testigo y dejar espacio a nuevas visiones y nuevos liderazgos. Por mi parte seguiré conectado con el festival y seguiré emocionándome con cada nueva edición de la misma manera en la que espero que lo hagáis quienes año tras año habéis llenado las salas y acogido a Zinegoak como parte de vuestro día a día y como una cita básica en vuestro calendario. Continuaré aprendiendo gracias a lo que las actividades, los cortometrajes y largometrajes de cada edición me aportan. Seguiré defendiendo la cultura y en especial el cine como una herramienta básica para transformar la sociedad y continuaré emocionándome con las historias y vivencias que cada película. Así que seguro nos volveremos a encontrar en las salas.

Ahora sí, que empiece Zinegoak 2021.

PAU G. GUILLÉN

ZUZENDARIA